El corazón en doble tortilla para que no se rompa.